El Manadero

 

 

 

Es sin lugar a dudas la más espectacular de todas las fuentes de Valdanzuelo. El único defecto que cabe señalar en su contra, es el de ser unaEl Manadero en frío día de invierno (73152 bytes) surgencia estacional muy limitada en el tiempo. Es este defecto sin embargo, el que le añade un cierto carácter misterioso, pues son varios los hechos asociados a esta fuente con difícil explicación. En la actualidad mana durante muy poco tiempo y con fuertes variaciones de caudal en periodos muy cortos de tiempo, incluso días.

Es la fuente que origina la Mostaza, que no es otra cosa sino el arroyo que cruza el pueblo, aunque generalmente no es el Manadero el único La Mostaza descolgándose aún por el Manadero. que aporta caudal a este arroyo.

Incluiremos dentro del conjunto del Manadero dos fuentes más; la Fuente de la Chaparra y la Fuente de la Zarza.

El Manadero o Fuente de la Mostaza, se halla en la ladera delAl fondo el Manadero y su forma típica de embudo, corzos observándonos desde el camino. monte. Tenemos que salir del pueblo en dirección sur, hacia Cenegro. Anteriormente, teníamos a mano derecha de la carretera asfaltada y junto al arroyo de la Mostaza, un camino que nos llevaba directamente al Manadero. Una vez más, dicho camino ha sido arado, lo que dificulta el tránsito hacia este lugar. Si vamos por la carretera después habremos de cruzar por medio del cereal, no será demasiado costoso si es invierno y aún no ha crecido, sino seguiremos por el antiguo camino sorteando las encinas.

Vista desde abajo del Manadero.jpg (218007 bytes)Cuando llegamos a los pies de El Manadero y miramos hacia arriba, la vista ya es espectacular en el caso de que éste brote. Las piedras se hallan recubiertas de musgo verde y entre un espectacular estruendo, se produce un baile del agua entre dichas piedras. Según el caudal a veces las cubre por completo y solo vemos una espuma blanca sumergiéndolo todo.

Si vamos ascendiendo hasta el mismo origen dejando a nuestra izquierda el agua, tropezaremos necesariamente con la Fuente de la Chaparra. Apenas por un metro esta fuente no nació en el mismo lecho del río. Debe su nombre a nacer justo en la base de una encina. Si del Manadero que venimos a visitar, está brotando el agua, entonces necesariamente esta fuente también tendrá agua y un buen chorro seguro.  Con forma ovalada, en su centro se aprecia la fuerza del agua irrumpiendo desde el subsuelo. Rompe a manar siempre antes que el Manadero, quizá por hallarse más baja de nivel y es buena señal de que éste lo hará en breve si sigue lloviendo. Cuando solo mana la Fuente de la Chaparra, su agua se pierde pronto bajo tierra de nuevo, tal y como sucede con las fuentes de la Tejera.

La Fuente de la Zarza sobre la cabeza de los visitantes y el Manadero abajo a su derecha.Este el aspecto tras varias temporadas sin brotar. Compárese con la imagen inferior.Si continuamos ascendiendo, muy pronto llegamos hasta el origen mismo del agua. Solo en muy contadas ocasiones, nos cruzaremos antes con el agua que baja de otra fuente; la Fuente de la Zarza. Esta fuente ocupa un nivel superior que la salida de agua del Manadero. Únicamente cuando el volumen de lluvias es muy superior y ya se halle manando anteriormente la del Manadero y la Chaparra, surgirá entonces esta fuente, nombre que evidentemente lo recibe por hallarse su salida bajo una zarza. Realmente, resulta complicado contemplar en plena actividad esta fuente, pues se necesita un año muy húmedo, cosa cada vez menos frecuente.

En el mismo origen del agua del Manadero.jpg (236570 bytes)Antes de cruzar su cauce ya vemos la salida de agua del Manadero. Habitualmente se produce bajo una enorme piedra. Las leyendas cuentas que antes brotaba desde más arriba, subiendo el monte y que resultaba por ello aún más espectacular. Cuando se halla esta salida cubierta de tierra rompe a manar por donde puede, normalmente un poco más adelante de la piedra. Hay que tener en cuenta que la pendiente del monte en este lugar es muy pronunciada y a lo largo del año va cayendo tierra y piedras desde más arriba.

En ocasiones, durante el verano y una vez ya seco el Manadero, nosEl Manadero en su parte más baja, un soleado día de primavera. acercábamos hasta su boca y lanzábamos piedras. Podía oírse caer la piedra hasta chocar con el agua. Actualmente hacer esto parece bastante más complicado; esta surgencia brotaba antes con mayor frecuencia, mayor corriente y mayor caudal, lo que limpiaba su recorrido subterráneo y en superficie.

La Fuente de la Chaparra.Lo que sigue siendo un misterio es de dónde viene este agua, lo lógico es pensar que existe una corriente subterránea, cuando su caudal aumenta por lluvias o deshielo llega un momento en que el tubo por el que discurre no da más de sí, debe de ser en ese momento cuando esta corriente asciende buscando nuevas salidas. Según aumenta el caudal, gradualmente van brotando la Chaparra, el Manadero y la Zarza.

En definitiva el Manadero es uno de los lugares más visitados de Valdanzuelo, cuya fama trasciende los pueblos de alrededor. Resulta milagroso cómo un lugar tan seco en verano se convierte en un paraíso húmedo cuando brota, es una lástima no poder disfrutarlo en todas las estaciones de un modo permanente.

Índice Valdanzuelo

Índice Fuentes